Qué es una editorial musical

Un compositor no tiene como obligación contar con un contrato editorial. Sin embargo, si te preguntas qué es una editorial musical, lo más probable es que te estés planteando dar un paso más allá en tu carrera y contar con este tipo de servicios.

Uno de los puntos claves que realiza una editoral musical es recaudar todo ese dinero de sus derechos de autor y que por un motivo o por otro no llega. En The Imagos podemos realizarles un estudio de lo que deberían haber recadudado y por qué no ha llegado. La editorial se tiene que encargar de que en los conciertos, que es habitualmente donde más puede generar un artista, los promotores paguen los derechos correspondientes. Trabajamos junto con las entidades de gestión como SGAE para reclamar lo generado, controlar los repertorios que se comunican y que ese dinero llegue al autor.

Aunque tú mismo puedes llevar a cabo todas las tareas, es más sencillo y rentable a largo plazo delegar en manos de profesionales. De este modo, tú podrás dedicarte a aquello que de verdad te gusta, dejando a un lado el papeleo propio de esta serie de cuestiones.

 

¿Qué es una editorial musical?

Si has llegado hasta aquí, es porque necesitas saber qué es una editorial musical. Bien, se trata de una empresa o persona que adquiere un porcentaje de los derechos de autor a cambio de gestionar diferentes aspectos relacionados con la obra. En resumen, se encarga de la explotación comercial de la misma, así como de la generación de ingresos a corto, medio y largo plazo. Todos ellos se repartirán entre el autor y la editorial en los términos que hayan quedado patentes durante la firma del contrato.

Un punto muy importante en tu relación con una editorial musical es el tiempo de contrato. La mayoría de las editoriales trabajan con el concepto del adelanto y con un contrato a muchos años. En The Imagos aconsejamos que no cedan “para siempre” sus derechos, sino que prueben a ver cómo trabaja con un contrato corto, aunque no tengan adelanto, podrán decicidr su futuro a más corto plazo.

 

¿Por qué es importante delegar esta tarea en manos de profesionales?

Como comentábamos, no es imprescindible contar con una editorial musical si eres autor. Sin embargo, es muy interesante llevar a cabo este trámite, ya que nos aseguraremos de que nuestra obra sea siempre gestionada por profesionales especialistas en el sector que se vuelcan en su trabajo, de forma que tú puedes seguir creando sin distracciones.

Un mánager o editor musical se encargará de llevar a cabo funciones muy concretas para explotar al máximo la obra, con el consiguiente beneficio que eso supone. Entre las tareas más importantes, encontramos las siguientes:

  • Promoción de la obra: realizará las labores administrativas para que tú, como autor, solo te ocupes de seguir creando.
  • Publicación: también llevará a cabo labores de publicación, centrándose en conseguir buenos contratos futuros.
  • Protección de la obra: se encargará de su registro, su gestión y todo lo relacionado con los derechos de autor.
  • Explotación comercial: para que la obra llegue a un público amplio y multiplique sus beneficios.
  • Difusión: tanto en Internet como lugares físicos y en el extranjero. De este modo, se conseguirá un mayor reconocimiento tanto para el artista como para su creación.
  • Defensa: ante cualquier ataque a los derechos de autor.
  • Colaboración: hace las veces de consejero, socio e incluso colaborador activo, pues conoce al dedillo el mundo musical y editorial.
    Por todo ello, es interesante dejar nuestra producción en manos de profesionales que sabrán exprimirla y explotarla de la mejor forma posible.

Las ventajas vendrán de la mano de un mayor reconocimiento y también de un aumento en la generación de ingresos, cosa que todos buscamos cuando nos embarcamos en un nuevo proyecto.

Qué es una editorial musical

 

¿Qué es la explotación comercial de una obra?

Ahora que ya sabemos las funciones de un editor musical, tenemos que indagar un poco más sobre la explotación comercial de la obra, ya que es la parte más interesante por la que necesitamos un profesional de este estilo a nuestro lado cuando somos autores.

La explotación de la obra se puede llevar a cabo de forma más tradicional o de una más vanguardista, rompiendo con lo establecido.

 

Sincronización, la forma más lucrativa

En la actualidad, una de las formas de explotación que genera más dinero a los creadores es la sincronización. Esto es el trabajo en películas, series, documentales, publicidad, videojuegos, etc. De cara al futuro, también cuenta con grandes ventajas e incrementa la popularidad de la música.

Supone, por tanto, un aumento de los ingresos relacionados con los derechos de autor, ya que estamos permitiendo el uso de esa música y cobrando por ello.

 

Interpretación de las obras

Cuando el autor de una obra no es el artista que la interpreta, contar con una editorial musical será interesante de cara a encontrar al mejor intérprete para la misma.

Esta es una de las cosas de las que se debe encargar el profesional. En cuanto lo consiga, el autor comenzará a cobrar los derechos de autor pertinentes.

 

Qué buscar en una editorial musical

De cara a general la mejor y mayor explotación comercial de una obra, existen algunos puntos clave que debemos buscar en la editorial musical. Estos se resumen en los siguientes:

  • Contacto directo con artistas.
  • Buena relación con agencias de publicidad.
  • Estrecha colaboración con las discográficas más importantes.
  • Contacto con directores de cine, supervisores musicales, etc.
    De este modo, sabremos que nuestra obra y trabajo siempre caerá en buenas manos, lo que supondrá un plus a la hora de contratar a una u otra editorial.

Nos facilitará el trabajo e impulsará el conocimiento de la obra a través de diversas vías, siempre pensando en lo mejor para el proyecto y en conseguir la máxima rentabilidad de cara a generar buenos y recurrentes ingresos.

 

¿En qué consiste un contrato editorial?

A la hora de dejar cerrado cualquier tema relacionado con un autor y su obra, siempre debe estar presente la legalidad vigente.

El contrato editorial, aquel que se firma entre el autor y la editorial musical, nunca puede establecer un porcentaje mayor al 50 % para la parte de la editorial. Es decir, el autor de una obra siempre debe conservar, al menos, la mitad de los derechos de la misma.

 

Con qué derechos de autor trabaja la editorial

La editorial musical trabaja con los derechos de autor «patrimoniales» o de «explotación». En otras palabras, aquellos que pueden cederse y comercializarse, cosa de la que se encargará la editorial una vez conseguido el proyecto.

En cualquier caso, el autor siempre mantendrá en su poder los «derechos morales» y bajo ningún concepto le podrán ser arrebatados.

 

Ahora que ya conoces más de cerca qué es una editorial musical, te invitamos a contactar con Imagos de cara a comercializar tu próxima obra. Somos un grupo de profesionales siempre dispuestos a velar por tus intereses y comprometidos con cada trabajo, por lo que ofrecemos a todos nuestros autores un estudio y trato personalizado con el único objetivo de lograr el máximo rendimiento de cualquier tipo de proyecto.

Últimos post

Comparte

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on twitter